miércoles, 20 de marzo de 2013

Minecraft, el Juego de Miniaturas (de papel) II - El Tablero

Aunque llevo un tiempo sin decir nada sobre ello, sigo adelante con el pequeño proyecto para hacer un juego de miniaturas basado en los mundos de Minecraft. Aunque en la anterior entrada di unos apuntes básicos para estructurarlo, hoy voy a empezar por la base: la zona de juego.

El tablero que he hecho, que podéis ver en la imagen que encabeza la entrada, mide aproximadamente 51x47 cm y, en bloques, 14x15. Creo que es lo suficientemente grande para jugar partidas pequeñas y suficientemente pequeño para ser un elemento decorativo más sin que ocupe demasiado espacio. Por supuesto, a partidas más grandes, haría falta un tablero más grande, y a espacios pequeños, uno más pequeño. 

Para ver más imágenes del tablero y un pequeño 'así se hizo', sigue leyendo.


Para realizar este elemento de escenografía/ tablero necesitaréis algo más que papel. Lo que yo he utilizado ha sido:

Cartón pluma
Papel con césped y laterales de césped impreso
Cutter
Regla
Pegamento termofusible
Cola blanca
Brocha
Papel de forrar transparente

En primer lugar, hay que saber qué tamaño de tablero vais a necesitar. En mi caso, quise hacerlo de entrada de 15x14 bloques, así que imprimí las plantillas del césped y las coloqué sobre el cartón pluma para asegurarme que encajase a la perfección (porque a veces los milímetros vuelan). Una vez la superficie del tablero esté marcada en el cartón pluma, se marca un nuevo espacio exterior junto a ella de tamaño 1 cubo (depende cómo sean vuestros cubos; los de este blog son, más o menos, de 3,3 cm). Una vez esté todo marcado, se recorta el perímetro hasta dejar el cartón como una especie de cruz. 

La zona que se ha marcado será la zona interior del tablero debido a los cortes que tenemos que realizar a continuación: sobre la línea que delimita el borde del tablero, hay que hacer una incisión con el cutter que no rompa el cartón, es decir, hay que cortar el cartón sin traspasarlo. Para ello, es recomendable usar una regla y practicar primero con cartón que te haya sobrado, para saber qué presión debes ejercer con la cuchilla sin que traspase.

Si lo hacéis bien, os quedará algo así:

Ahora los bordes del cartón pluma se pueden doblar con facilidad, pero no se separan, quedando una estructura bastante sólida.

A continuación, en los bordes que han quedado al cortar realizaremos cortes de, aproximadamente, 45º. Esto es un poco complejo y lo entenderéis mejor viendo una foto:


Así (como en la foto superior) tienen que quedar los bordes interiores del cartón pluma. Esto se puede hacer tanto con cuchilla como con lija (con la lija quedará mejor, pero soltará un polvillo muy molesto y, bueno, tóxico, y solo os recomiendo hacerlo si tenéis un taller o un lugar bien ventilado). Si todo va bien, os quedará algo así: 

Como veis, la arista de la izquierda no se ha cortado; esto es así porque esa será la base de la estructura, la que quedará en contacto con la mesa, y tiene que ser resistente.
Ahora viene la parte de pegar: con una pistola de pegamento termofusible (o con cola, pero tardaréis 3 horas en pegar cada lado en lugar de 10 segundos) aplicamos pegamento sobre las zonas que hemos recortado (con una gota cada varios centímetros es suficiente) y doblamos el cartón pluma (por el lado que hemos recortado y que hemos echado pegamento) hasta que haga un ángulo de 90º. Hay que hacer cada lado uno a uno, ya que el pegamento se solidifica muy rápido. Quedará algo así: 


Una vez que ya tenéis montada la estructura básica, se recortan las plantillas del borde y se colocan. Si no sois tiquismiquis, podéis pintarlo y listo, pero quedará mejor cuanto más se parezca al Minecraft original. Yo he utilizado estas plantillas:
Plantilla de césped; tiene puntitos marrones, que no se notan mucho, en las uniones de los cubos para poder  colocar bien cada pieza. 
Los lados del tablero son estándar. Tienen pestañas coloreadas para 'tapar' los posibles errores de calibrado del césped (cuando se pegue el cèsped con cola, probablemente se doble un poco y puede que queden huecos)
Así se colocan los lados: 

Una vez colocados los lados, me aseguré de que la parte superior encajara y coloqué todas las plantilla en su sitio. Lo ideal sería pintar la base de verde para tapar posibles errores, pero yo no lo hice porque tenía ganas de verlo ya acabado.

Una vez pegado, lo forré con papel transparente de forrar libros, que se puede encontrar en cualquier papelería. Este tipo de plástico tiene adhesivo en una de sus caras, por lo que resulta bastante cómodo. Este paso no es necesario, pero yo lo hice para  que no cogiese polvo y fuese fácil de limpiar... aunque han quedado algunas pequeñas imperfecciones (que apenas se notan). Finalmente, ha quedado así:

Lo que se ve doblado a la izquierda es a causa de usar cola con bastante agua; cuanta menos agua uséis, mejor



Bueno, pues este es el resultado. A partir de ahora, esta será la base para el resto de los bloques que vaya subiendo. Espero que os haya gustado, que hagáis los vuestros pronto ¡y que me los enseñéis!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...